Turba: La Materia Prima

 

   Hasta la década del '60 la turba era aprovechada en el norte de Europa esencialmente como combustible para la producción de energía y como enmienda para el mejoramiento de suelos.  Hoy en día se la utiliza fundamentalmente en la horticultura profesional, en producciones de hortalizas, ornamentales, forestales, frutas, hongos, jardinería y parquización, etc.

 

    La turba y el humus de turba, enfrenta el desafío que los profesionales le imponen, día a día exigen mejores sustratos y más específicos para cada producción. Hoy los usuarios de sustratos son productores cada vez más profesionalizados, que necesitan una producción más eficiente y eficaz, llevados a ello por la competitividad de los mercados.

 

    Se puede decir claramente que, aún no existe ninguna otra alternativa práctica a los sustratos de cultivo a base de turba, en la horticultura profesional.

    Todos los sustratos profesionales de cultivo empleados en la horticultura profesional se producen casi exclusivamente con turba.  Por ello se dice que los sustratos a base de turba son la condición indispensable para la producción profesional.

 

    Las turbas al estar formadas casi exclusivamente por aguas de precipitaciones pueden ser evaluadas en forma muy uniforme en cuanto a sus características físicas y químicas.  Por ello se puede decir que la turba dispone de características físicas y químicas constantes y están libres de sustancias tóxicas.  Es por esta razón que es posible regular el pH según las necesidades de las plantas a cultivar.

    El término genérico de Turba involucra un sinfín de diferentes clases de Turbas Sphagnum.

 

    Las Turbas Sphagnum de Tierra del Fuego son muy distintas a las de Norteamérica o las de Europa o las de Asia.  Al mismo tiempo, los diferentes yacimientos de Tierra del Fuego proporcionan diferentes clases de turbas.

 

    De acuerdo a los diferentes yacimientos, su geografía, su corte geológico, su formación, tenemos diferentes clases de turbas.  Cada una de estas turbas tienen comportamientos físicos y químicos especiales y diferentes.  Siempre y cuando se puedan preservar estos comportamientos, estas turbas serán aprovechadas al máximo para la elaboración de diferentes sustratos.

    Para ello es que la turba es extraída con modernos métodos y trabajada con precisas técnicas, lo que asegura el máximo aprovechamiento de sus características y posibilidades.

 

    Una vez extraída de las turberas en panes, se trabaja en fábrica desmenuzándola y cribándolas cuidadosamente, sin romper la fibra se tamiza para obtener las diferentes granulometrías que servirán de base para la formulación de los diferentes sustratos.

 

    Se controla y analiza la materia prima desde la extracción en el yacimiento como en las diferentes etapas de procesamiento. Controles y Análisis de la Turba


 

Turbas en el Mercado Argentino

 

El término turba involucra 2 productos:

  • La Turba como Materia Prima

  • La Turba Comercial

La Turba como materia prima:  Es el producto mineral que se extrae del turbal.

La Turba Comercial:  Es la que ha recibido el procesamiento necesario para transformarla en un producto apto para la utilización en diferentes procesos industriales ya sea para la producción de sustratos, mejoramientos de suelo, etc.

 

   Hoy por hoy, en la Argentina, el 99% de la Turba que se comercializa, es un producto mineral que solamente ha recibido un proceso de molienda (destruyendo la fibra) y embolsado para la comercialización.  Pero esto no lleva a la turba a un producto comercial.

   Para obtener un producto comercial seguimos procedimientos muy específicos de procesamiento y análisis que llevará a aprovechar todas las características y posibilidades de la turba. Ver Controles y Análisis

 

 

                                       home   |   turba: la materia prima   |   dynamics turba   |   dynamics sustratos   |   controles   |   novedades - blog   |   contacto